Mariadelpilargarciagomez’s Blog

TEMA 8: LA EVALUACIÓN EN EDUCACIÓN ARTÍSTICA

Posted on: mayo 25, 2009

 1.     Esquema

TEMA 8

 

2.     Desarrollo del tema

La Evaluación es uno de los aspectos más importantes del proceso educativo.

 Evaluar no es lo mismo que calificar. No es medir el rendimiento de los alumnos sino que sirve para mejorar (adaptando y cambiando) los procesos de enseñanza-aprendizaje, la programación y el aprendizaje de los alumnos.

Evaluamos a los alumnos de primaria, para tener un seguimiento de su evolución en el aprendizaje, para orientarle sobre mejorar su aprendizaje, y para enseñarle como debe él mismo autoevaluarse, y cuáles son los aspectos que tienen más importancia a la hora de corregirse. Es decir para que sepan evaluarse ellos mismos, para que comprendan cuales son los aspectos más importantes y para que sean críticos.

La evaluación debe abarcar la totalidad del  proceso educativo para  poder valorar su funcionamiento y continuamente irlo redireccionandolo.

La evaluación tiene tres fases:

·        Evaluación inicial: se da a principio de curso y permite ver los conocimientos previos del alumnado, es decir el nivel de un alumno, las diferencias entre ellos,… Lo  que permite adaptarnos a la realidad y las expectativas del alumnado, es decir ver las ideas previas, creencias interiorizadas, errores que tienen como verdades,… La evaluación inicial ayuda a evitar que las creencias erróneas frustren el proceso educativo o lo hagan irrelevante por lo que es necesario modificarlas aunque es difícil, y ayuda también a adaptarnos a la realidad del aula.  

 

Por ejemplo: pensar que el arte es un don, porque cualquiera puede aprender a dibujar, pintar, modelar, etc. 

 

·        Evaluación formativa: se da durante todo el proceso educativo (es continua), explica todo lo que sucede, sirve para entender, corregir y mejorar tanto el alumno como el docente como el proceso educativo. La evaluación formativa sirve para ayudar a los alumnos en su aprendizaje.

 

Po ejemplo si vemos que nuestros alumnos tienen problemas  con conceptos, técnicas, procedimientos, etc., lo lógico será facilitarles actividades e información  que les ayude a mejorar en este aspecto, y no calificarles negativamente.

 

·         Evaluación Sumativa: es la valoración final y sirve para comprobar si los alumnos han logrado los resultados esperados.

La evaluación que se ha usado normalmente ha sido la de calificar por medio de un examen,  en la que hay que repetir lo que pone en los libros de texto o lo que dice el maestro, como si fuésemos loros pero así no se produce un aprendizaje de verdad.

examen

Aprender no es repetir, ni utilizar la memoria imitativa, sino comprender.

Por ello hay Cuatro Grandes Concepciones sobres Evaluación según Fernando Hernández:

  • El buen conocimiento es el que se sabe transferir a situaciones nuevas, ya que la sociedad no para de cambiar.

Hay que saber problematizar las imágenes y lo visual y estudiarlo en su complejidad (buscar las razones, los por qué, las consecuencias…).

Por ejemplo en el atentado de las Torres Gemelas no debemos quedarnos solo con las imágenes que todos hemos visto, o con una idea mal hecha sobre el islam y sobre lo que quieren que pensemos que ocurrió, sino que debemos pensar el porqué de ese atentado, las consecuencias y todas las imágenes y cosas que no hemos visto ni sabemos de lo que ocurrió.

atentado torres gemelas

Todos hemos visto imágenes semejantes a esta pero donde están las imágenes de los heridos, de los muertos, de la gente asustada…

heridos11M01 atentado madrid

muertos en el atentado de madrid

Porque en cambio en el atentado de Madrid si vimos imágenes como estas

¿Por qué?

¿Y tuvo repercusiones que nosotros viéramos imágenes tan escalofriantes de los atentados de Madrid?

Yo pienso que sí, ¿qué pensáis vosotros?

  • Debemos aprender cosas nuevas y plantearnos nuevos problemas para encontrar las estrategias  necesarias para resolverlos. Aprender para saber enfrentarnos a situaciones y ejercer nuestra libertad.

Antiguamente, cuando alguien aprendía una profesión, ya la sabía para el resto de su vida mientras que en la actualidad los perfiles profesionales no paran de cambiar, y es necesario aprender a hacer cosas nuevas y a plantear cuestiones nuevas.  Además, hay que saber problematizar la realidad. Es imprescindible para ejercer la libertad.

  • Es  tan importante el resultado final como el proceso de aprendizaje, donde el alumno va adquiriendo los nuevos conocimientos y puede verse cómo evoluciona.
  • El saber cómo capacidad para buscar de forma selectiva, ordenar e interpretar información, para darle sentido y transformarla en conocimiento.
  • Aprender  a aprender es una de las competencias más importantes hoy día para la educación, porque faltan muchos conocimientos por descubrir e inventar.

internet

Por ejemplo hace uno años era impensable internet.

El alumno debe aprender a hacer las cosas bien, las técnicas, pero lo importante es lo que se aprende con ellas, no la técnica en sí misma.

Cada vez es más importante no sólo saber muchas cosas, sino sobre todo saber buscar y procesar información para obtener conocimiento relevante. Saber comprender y dotar de sentido a la información “en bruto” que recibimos.

Estas cuatro concepciones debemos tenerlas en cuenta en la evaluación independientemente de los criterios que estemos utilizando.

Hay cosas que nunca debemos de evaluar:

  • Nunca debemos calificar o juzgar a las personas

empollon

Por ejemplo no debemos poner etiquetas.

  • No tenemos que considerar nuestra evaluación, ni la calificación que demos, como un juicio definitivo.

Por ejemplo si a un niño le sale un ejercicio mal otro le puede salir bien, incluso ese mismo puede mejorarlo. Porque no somos nadie para decirle a un niño que no es capaz de algo. Todos somos capaces.

  • Jamás la usaremos como un modo de presionar excesivamente o humillar (tal vez sin darnos cuenta) al alumno.
  • Procuraremos no establecer comparaciones innecesarias entre alumnos.

No se compraran a las personas, en todo caso el trabajo pero siendo cuidadosos.

La misión de la evaluación es informar y sobre todo ayudar al alumno a mejorar. El docente debe enseñarles a hacer las cosas e indicarles en que se equivocan. No juzgarles sino indicarles cómo se puede mejorar.

Por ejemplo si un dibujo está mal podemos decir lo está por esto y por aquello pero lo que no podemos decir es: “no sabes dibujar”, “dibujas mal”, “no sirves para”, “es que no te enteras”, etc.

Siempre debemos aportar a los trabajos mal hechos soluciones y confianza.

Y no debemos tampoco hacer juicios generales a partir de casos muy particulares.

Por ejemplo si a un niño no se le da del todo bien el dibujo, puede que se le dé bien modelar, o cualquier otra cosas.

Es muy frecuente que niños poco destacados en alguna cosa, sin embargo sean excelentes en otras.

Nuestros criterios de evaluación deben de estar fundamentados.

Es decir para establecer los criterios de evaluación tenemos que saber que queremos enseñar (que aprendan los alumnos) y para qué. Las competencias y objetivos que queremos alcanzar.

¿Qué criterios de evaluación podemos usar?

Los criterios de evaluación que podemos usar son:

  • Competencias generales y criterios básicos (como los de Fernando Hernández).
  • Atender los criterios de evaluación que vienen en la ley (LOE), en el diseño curricular
  • Completarlos en nuestra programación con criterios de evaluación y calificación más concretos y adaptados a nuestros alumnos y nuestro contexto: éstos los fijamos nosotros
  • Matizarlos y complementarlos con las indicaciones que sobre evaluación nos dan los especialistas en la materia: a través de libros, congresos, cursos, etc.

Además de los criterios que usemos para cada actividad, también es importante establecer algunos criterios comunes para todas las actividades:

  • Una adecuada presentación de los trabajos, en todos los sentidos: estético, orden, congruencia, etc.
  •  Una utilización razonable de las técnicas y procedimientos.
  •  La aplicación práctica de los temas ya vistos en el curso.
  •  La capacidad de transferir conocimientos a nuevas situaciones.

Criterios extraídos de Hernández, Fernando “Educación y Cultura Visual”.

  • el conocimiento y la comprensión sobre los fenómenos y problemas relacionados con el Arte, las obras y los artistas
  • la capacidad de dar forma visual a las ideas
  • la argumentación que apoya temas y cuestiones relacionadas con el Arte
  • la descripción, análisis e interpretación de las obras artísticas y de sus significados
  • la curiosidad, inventiva, innovación, la reflexión y la abertura a nuevas ideas
  • la claridad a la hora de expresar ideas, de manera oral y escrita, sobre el Arte
  • el expresar y sintetizar ideas en las discusiones sobre Arte o sobre las producciones artísticas
  • la diferenciación de las cualidades visuales en la naturaleza o el entorno humano
  • la participación activa en todas las actividades
  • la competencia en la utilización de las herramientas, los equipos, los procesos y las técnicas relacionadas con las diferentes manifestaciones de la cultura visual
  • las actitudes hacia las manifestaciones artísticas y su papel en la vida de las personas

Para realizar una buena evaluación, además de todo lo anteriormente dicho debemos tener en cuenta las siguientes afirmaciones:

  • Los criterios de evaluación tienen que estar concretados, ya que si no lo están no se puede evaluar correctamente. Además los objetivos y criterios de evaluación tienen que estar en consonancia con el nivel educativo, la edad, el contexto de cada alumno.

dibujos-tarta-cumpleanosdibujos-infantiles-pintar

Actividades de colorear para niños primer ciclo, que desarrollaría la sicomotricidad fina (el no salirse y el contraste de colores)

venda-tu-la-llevas-t12935

Dibujos que pueden ser hechos para trabajar las sobras y el movimiento y que resulten interesantes para niños de tercer ciclo.

Por ejemplo un dibujo fácil de colorear puede ser una actividad interesante para niños de primer ciclo pero para los de tercer ciclo será algo aburrido porque es algo poco ambicioso para ellos. Y a los niños de primer ciclo no le podemos poner las actividades de los de tercer ciclo porque se desmotivarían y se sentirían incapaces.

Además de tener en cuenta como se cumplen los criterios previstos debemos valorar el avance que estamos observando porque puede que un niño además de conseguir los objetivos previstos también alcance objetivos superiores para su edad.

  • Según el momento debemos priorizar unos criterios sobre otros.

playa

Por ejemplo si un niño hace un dibujo a principio de curso para contar a la clase donde ha estado en el verano, le daremos más importancia a los aspectos narrativos que a la técnica.

  • Los criterios que utilicemos tienen que ser flexibles, para que puedan abarcar las distintas individualidades de nuestros alumnos y también las distintas culturas de las que parten y a las que pertenecen.

niña niño negro

No es lo mismo  trabajar con un niño de Europa que desde pequeño ha estado en guarderías, le han leído, regalado libros para colorear, que tiene unas ideas por la cultura a la que pertenece; que con un niño de África que puede que nunca haya ido a una escuela, ni haya tenido libros, etc..

Muchas veces aplicamos mal los criterios de evaluación y evaluamos cosas distintas a las que deberíamos evaluar si nos atuviésemos a los objetivos que perseguimos.  Por ejemplo valoramos según nuestros gustos, opiniones, lo que es un gran error. Porque nuestro gusto sería un criterio injusto para nuestros alumnos. Por eso hay que tener claro que queremos evaluar, los objetivos que perseguimos, y en qué argumentos y valores nos fijaremos.

Sólo es posible valorar con cierta objetividad algunos aspectos plásticos/estéticos de una obra: limpieza de trazo, uso del formato, manejo de la técnica, etc. Y siempre dentro de unos márgenes amplios.

monet146

Por ejemplo Monet fue despreciado al principio por el tipo de su pincelada y ahora es considerado un genio.

Por lo que diremos que muchos aspectos son difíciles de evaluar y por ello debemos tener muy claro todo lo anteriormente dicho.

Ya que en las obras de los adultos se juzga la calidad estética y plástica a partir de unos determinados argumentos, nosotros podemos trabajar con los alumnos de igual manera.

Es importante que los alumnos conozcan cómo se juzgan las obras de los adultos (normalmente depende de un acuerdo social), y también qué argumentos o qué razones pueden tener en cuenta a la hora de juzgar sus propias obras.

Una pregunta que debemos hacernos es: ¿Qué evaluamos? Hay  distintos puntos que debemos evaluar que son:

  • Evaluamos datos, hechos y conceptos.

Los datos, hechos, son conocimientos que hay que saber sin más, son objetivos (por ejemplo el abecedario, los colores…). Por lo que evaluarlos es sencillo pero como no son suficientes recurrimos a los conceptos.

colores calidos y frios

Por ejemplo siempre se da es el conocimiento de los colores fríos y cálidos, que es algo sencillo. Pero con saber estos datos no es suficiente para comprender una obra.  Por lo tanto, estos datos son necesarios pero no suficientes.

Es preciso que los alumnos formen conceptos correctos sobre lo que aprenden, los cuales no son fáciles de evaluar por lo que tendremos que usar más de un instrumento evaluador.

  • Procedimientos: Aunque hay procedimientos que se puede evaluar con pruebas objetivas o concretas, pero cuando el proceso se complica ya no es tan fácil evaluarlos ya que hay soluciones distintas y muchos factores distintos que valorar.

En Educación Artística los procedimientos más importantes son los relacionados con la búsqueda y utilización de información, de diálogo, de comunicación, de intercambio de información y la utilización adecuada del lenguaje.

  •  Actitudes: evaluar las actitudes es muy complejo. En éste  punto debemos evaluar actitudes como la perseverancia, interés, el esfuerzo, la convivencia, etc. y también debemos evaluar actitudes específicas de la Educación Artística como la capacidad de análisis y comprensión crítica de la realidad, la actitud investigadora y la creatividad.

La creatividad es muy importante, favorece el pensamiento complejo y el divergente, y es una cualidad imprescindible en el mundo actual, ya que es necesaria para saber buscar soluciones, plantear nuevas cuestiones y retos.

Ser creativo es necesario para tener una personalidad sana y libertad.

A la hora de evaluar la creatividad debemos tener en cuenta no confundir creatividad con novedad u originalidad, no solo interesa la novedad por novedad, aunque se debe fomentar las nuevas soluciones, ya que gracias a la búsqueda de soluciones distintas se ha inventado cosas como los clips, etc.

En educación artística, los objetivos son abiertos, ya que sabemos dónde queremos que vayan los niños, pero no sabemos dónde van a llegar ya que no hay una solución única a los ejercicios que se propongan.

Fundamentalmente hay dos maneras de evaluar:

  • Evaluando instrumentos puntuales: es decir exámenes, cuestionarios, fichas, entrevistas, etc. Que nos van arrojando una serie de “hitos”, con respecto a los cuales valoramos el proceso.

En educación artística son importantes las obras de los alumnos porque haciéndolas aprenden a mirar, pensar y crear. Con lo que aumentan su autocompresión y su visión crítica positiva. Los alumnos en sus obras pueden transferir sus conocimientos a un nuevo objeto, que es propio.

Además con la creación de esas obras disfrutan, desarrollan destrezas, aprendizajes de hábitos, orden…. Es una manera de expresarse, comunicarse  y un excelente modo de trabajar en la construcción de su identidad.

El trabajo plástico (en el cual se debe combinar comentarios, debates, búsqueda de información, con otras estrategias y ejercicios basados en la elaboración de dibujos y otros artefactos) es un modo de aprendizaje que no se puede sustituir con otro tipo de trabajos.

  • Evaluando procesos, como la radio, el profesor, y el diario de los alumnos. Recogen el proceso de una manera más compleja pero suponen una notable carga de trabajo adicional para el docente. El portafolio es un  instrumento que también recoge el proceso completo y permite una reconstrucción del proceso seguido y del aprendizaje.

  portafolio

Un ejemplo de evaluando procesos es este blog, que no se limita a lo que el profesor dice en clase sino que también permite investigar y decir lo que uno piensa.

Otro ejemplo es un proyecto de trabajo.

Sea cuales sean los instrumentos de evaluación que utilicemos, es necesario que combinemos instrumentos diferentes, que midan capacidades y aspectos distintos. Cuantas más formas de evaluación tengamos, más fiables serán los juicios que obtengamos.

Si se utiliza el mismo tipo de prueba solo se evaluara una parte del aprendizaje y el alumno se acostumbrara a trabajar para ese tipo de prueba y no para aprender.

Por ejemplo podemos evaluar en un dibujo, el tema,  la técnica utilizada, el color, la creatividad.

Procedimientos de evaluación:

·         Reproductivos. Consiste en aprender un determinado procedimiento y luego volverlo a repetir de la misma forma.

eiffel-tower

dibujo torre eeifel

·         Investigativos/ de reconstrucción.  Es preferible las pruebas de reconstrucción del conocimiento, las narrativas, de investigación, proyectos de trabajo, porque con ellas el alumno se ve más implicado, le encuentra sentido a las cosas, aprende mas sobre él mismo.

Otros modos de evaluar

Además de las formas de evaluar que se han mencionado anteriormente hay otras formas ya que no siempre vamos a tener a un docente por lo que ellos también deben de aprender a evaluarse, ha hacer una autoevaluación de su trabajo o una evaluación en grupo, o evaluación conjunta o una triangulación.

 La triangulación: consiste en recoger información desde diferentes puntos de vista, realizando comparaciones múltiples de una misma evaluación y combinando metodologías en su análisis. Para éste tipo de evaluación, el docente debe dejar a los alumnos que decidan sus notas, aunque él los guíe en el proceso. Esto ayuda, a que el niño sea más responsable de su trabajo y asume mejor los resultados del mismo.

En Educación Artística la evaluación es en grupo, por lo que  todos los alumnos participan, así comparten los argumentos, ven los errores de los demás, y aprenden unos de otros. El diálogo y el intercambio de información son fundamentales para construir un aprendizaje adecuado.

Un caso especial en Educación Artística: cuando el alumno decide no seguir con un trabajo y abandonarlo

Debemos valorar el proceso completo y no solo los productos finales, por ello puede que a veces nos demos cuenta que un proceso exige abandonar una parte del proyecto.  Esto puede ser un éxito, porque el alumno está de verdad comprendiendo como se aprende y que es lo importante, y ya ha aprendido del aparente fracaso. Entonces se  iniciará un nuevo ejercicio en el que aplicar mejor lo  aprendido del error anterior. Y acabar el ejercicio dejado es también otro aprendizaje.

El alumno es un individuo, por lo tanto deber ser tratado como tal, valorando sus circunstancias familiares, personales, etc.

El proceso de evaluación tiene que estar presidido con respeto al alumno y hacia su trabajo. Debe de ser un proceso personal, en el que el alumno se sienta siempre identificado e incluido.

3.     Propuesta didáctica.

Criterios de evaluación de educación plástica en primer ciclo de primaria:

  1. Identificar en un objeto sus elementos visuales básicos: forma, color, tamaño y volumen.
  2. Distinguir y utilizar colores primarios y secundarios.
  3. Aplicar los recursos básicos del lenguaje-visual plástico (línea, figura, esquema y color).
  4. Conocer y utilizar técnicas específicas del lenguaje plástico: collage, pintura, modelado…, para producir representaciones plásticas.
  5. Conocer las posibilidades de utilización correcta de distintos materiales y útiles plásticos y su conservación.
  6. Conocer y experimentar las posibilidades expresivas del propio cuerpo.
  7. Hacer representaciones treatales, murales, …
  8. Calcar cuadro famosos con el fin de que tammbién aprendan a través de la observación de otros pintores, dandoles después un rasgo propio.

Además de lo anterior tenemos que tener en cuenta:

  • La observación sistemática de las actitudes personales del alumno/a, de su forma de organizar el trabajo, de las estrategias que utiliza, de cómo resuelve las dificultades que se encuentra, etc.
  • Hay que extremar la observación en los grupos de dos alumnos/as que trabajan juntos en el aula, en las tareas de investigación en equipo e, individualmente, y en la resolución de las actividades.
  • La revisión y análisis de los trabajos de los alumnos/as es otro instrumento que nos permite comprobar los materiales que han ido “produciendo”  a lo largo del curso. Se debe revisar y corregir de forma continua el cuaderno de clase; se revisarán y corregirán los trabajos individuales, en equipo o de investigación que presenten los alumnos/as, así como las conclusiones que presenten de su trabajo en el aula; se analizarán sus exposiciones, etc.
  • La entrevista con el alumno/a, ya sea individualmente, ya sea en pequeños grupos, es un instrumento de gran utilidad, sobre todo cuando predomina el  trabajo práctico.
  • Hay que resolver las dudas que se plantean los alumnos/as a la hora de la práctica, y utilizar el caudal de aprovechamiento del alumno/a y la intensidad de su ritmo de aprendizaje.
  • Realizadar  actividades de refuerzo y ampliaciones  necesarias.

Considero que además de estos criterios se deberían tener en cuenta otros como el proceso de aprendizaje del alumno, el interés, la actitud crítica, la búsqueda de más información y de nuevas posibilidades, su capacidad de aprendizaje, el entorno que le rodea,…para que la evaluación sea lo más justa posible.

Pienso que no solo se deben tener en cuenta criterios teóricos, sino también prácticos. Y que deben ser diferentes para cada niño, adaptándose a sus circunstancias y cualidades. Ya que se pretende que cada niño construya su propia identidad.

Por último, es importante realizar, al final, una reflexión sobre lo aprendido y cómo se ha aprendido y, también, sobre lo enseñado y cómo se ha enseñado, es decir, un ejercicio de autoevaluación y de coevaluación que ayude a mejorar, por un lado, el proceso de aprendizaje del alumno/a y del grupo-clase y, por otro, la práctica docente.

4. BIBLIOGRAFÍA

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: